2017-12-10eko PRENRSA DOSSIERRA

Sin título-1

Titularrak:

EUSKADI

CATALUNYA

EKONOMIA-ENPRESA-ENPLEGUA

HERRIALDEAK

DEBAGARAIA

Esaldiak:

  • ENTIENDO MUCHO MÁS LA POSICIÓN AGRESIVA ADOPTADA POR CIUDADANOS QUE LA ABSTENCIÓN DE BILDU. Pedro Luis Uriarte: Por calificar suavemente la posición de EH Bildu respecto del Concierto y Cupo, diría que es sorprendente, aunque solo sea por un hecho llamativo: en una cuestión absolutamente estratégica para el País Vasco, su posición política ha venido a coincidir, con su abstención, con un partido que en este tema ocupa posiciones de extrema derecha, lanzando viscerales ataques sobre un instrumento fundamental de autogobierno, el Concierto y el Cupo. Una vez más los extremos se tocan. Me consta además que Bildu defendió en el Congreso una posición no compartida por muchos de los que forman parte de esta coalición (según me han manifestado personalmente). Pero, sobre todo, cometió un error garrafal: confundir posiciones tácticas con planteamientos estratégicos. En otras palabras, entiendo mucho más la posición agresiva adoptada por Ciudadanos que la abstención de Bildu.

  • ES UNA MENTIRA ABSOLUTA ESCUCHAR QUE EL PAÍS VASCO ES UN “PARAÍSO FISCAL”. Pedro Luis Uriarte: Con el Concierto Económico me siento perjudicado desde un punto de vista cuantitativo, porque pago en el País Vasco más impuestos, muchos más, que los que pagaría si viviera en Madrid. Lo cual podría hacer perfectamente, pero no lo hago porque con esos mayores impuestos estoy cumpliendo con un elemental y necesario deber de solidaridad con los que tienen menos que yo, que son los más beneficiados por las políticas públicas de gasto que posibilita el Concierto. Por lo tanto, no solamente es una estupidez, sino una mentira absoluta, y pido perdón por utilizar esos calificativos, el leer o escuchar que el País Vasco es un “paraíso fiscal”.

  • LA LEGALIDAD ES UN VALOR POLÍTICO CUANDO INCLUYE PROCEDIMIENTOS DE REFORMA DE RESULTADO ABIERTO. Daniel Innerarity: Los que velan celosamente por el orden establecido aprovechan este momento para argumentar que cualquier modificación debe llevarse a cabo a través de los cauces legales establecidos, pero no nos dan ninguna respuesta a la pregunta acerca de qué hacer cuando ese marco predetermina el resultado (y no estoy hablando, necesariamente, de Cataluña). La legalidad es un valor político cuando incluye procedimientos de reforma de resultado abierto; si no, apelar a ella es puro ventajismo. Los populistas tienen una consideración demasiado negativa de la política institucional y una excesiva confianza en que de los momentos constituyentes no puede salir nada malo. Es cierto que sin la sacudida de agitación popular nuestras democracias se cosificarían y que las élites tienen una tentación muy poderosa de evitar que se reexaminen las reglas del juego.

  • AL FINAL, ES LA IGUALDAD DEMOCRÁTICA LO QUE DEBERÍA PREOCUPARNOS. Daniel Innerarity: La relación inestable entre poder constituido y poder constituyente, entre las razones del orden estabilizador y las del desorden creativo, debe entenderse como un campo de tensión cuyo objetivo final es corregir las desigualdades manifiestas que contradicen el principio democrático de que todos tengamos igual capacidad de influir en la configuración de la voluntad política. Así entendidas las cosas, la función de las instituciones políticas es asegurar dicha igualdad, impidiendo la cosificación de las élites o corrigiendo las asimetrías en los momentos de espontaneidad popular. Los conservadores no pueden garantizar esa igualdad mientras no permitan procedimientos para verificarla, algunos de los cuales les parecerán “subversivos”; los populistas practican un elitismo invertido y donde los conservadores sostenían la inocencia de los expertos ellos defienden la infalibilidad del pueblo. Solo quien haya entendido que las instituciones democráticas tienen su justificación en la igualdad y no en el mero orden o en el mero cambio será capaz de pensar la democracia fuera del marco mental que quieren imponernos.

  • FALSA RETÓRICA QUE ENCUBRE UNA IDEOLOGÍA PREPOTENTE, DE UNA ESPAÑA ALEJADA DE UNA VISIÓN PLURINACIONAL. Juanjo Álvarez: Sorprende la frecuencia y la argumentación recurrente con la que desde círculos políticos y sociales españoles se pretende considerar de forma maniquea y simplista toda reivindicación y pretensión de mayor autogobierno vasco como una muestra de nacionalismo excluyente. Esa permanente mirada agresiva, hostil y cicatera hacia lo vasco no es, sin duda, aséptica. Está dirigida a restar valor a nuestros avances políticos, sociales y económicos como pueblo y sociedad moderna. Es una muestra de falsa retórica que encubre una ideología prepotente, amparada en la pervivencia de un concepto de Estado-nación, España, alejado de una visión plurinacional.

  • MEJOR RESPONSABILIZAR DE TODOS LOS MALES A UN TERCERO, Y SI ES VASCO O NAVARRO MEJORJuanjo Álvarez: Para evitar caer en la tentación de contestar con el corazón y no con la cabeza a los ataques frontales a nuestro autogobierno, merece la pena atender a los pronunciamientos del Tribunal Constitucional (TC), que permiten mostrar las debilidades y la ausencia de todo fundamento en el ataque al Concierto Económico.
    1.- El principio de igualdad “territorial”. La Constitución establece un principio de igualdad sustancial que no puede confundirse con un principio de uniformidad.
    2.- ¿Uniformidad o singularidad? La Constitución no contempla una uniformidad absoluta del régimen de los derechos constitucionales en todo el territorio nacional, “no existe una igualdad absoluta de los derechos de los ciudadanos en todo el territorio nacional.
    3.- ¿Mimetismo competencial? “El principio constitucional de igualdad no impone que todas las comunidades autónomas ostenten las mismas competencias, ni que tengan que ejercerlas de una manera o con un contenido y unos resultados idénticos o semejantes.
    Y pese a todo lo expuesto, el populismo discursivo antivasco se mantiene y extiende de forma tan injustificada como falsa.

  • SOLO CON LAS MANIFESTACIONES NO SE VAN A CONSEGUIR CAMBIOS EN POLÍTICA PENITENCIARIA. Jonan Fernández: En cuanto a la demanda de cambio en la política penitenciaria es importante situarse en la realidad, y esto significa pisar suelo y reconocer cuáles son los escollos y los elementos que los permiten superar. La posición del Gobierno español en política penitenciaria es muy clara y sabemos que esa posición tiene una influencia muy importante sobre el Gobierno francés. La movilización es importante, legítima y respetable, pero solo con las manifestaciones no se van a conseguir cambios en política penitenciaria. Hay que tocar las teclas que propician esos cambios sobre la situación de los presos.
    Conocemos cuáles son las decisiones adoptadas por el colectivo de presos en el sentido de agotar las vías legales individualizadas y aceptar los beneficios penitenciarios. No se entiende porqué se retrasan tanto en el tiempo. El primer anuncio de que iban a adoptar las vías legales de manera individualizada de progresión de grados y beneficios penitenciarios lo hicieron en diciembre de 2013, anuncio que ha sido ratificado este año en dos ocasiones (la última antes de verano). ¿Por qué todavía hoy no han dado pasos? Es algo difícil de entender. Este retraso no ayuda.

  • SE TRATA DE CONSEGUIR RECURSOS SUFICIENTES PARA LA POLÍTICA SOCIAL CON UNA FISCALIDAD ATRACTIVA. Arantxa Tapia: Una cosa es el tipo nominal en el tipo del Impuesto de Sociedades y otra, el efectivo que pagan las empresas. La reforma ha ido a rebajar el primero con el objetivo de, en un momento dado, atraer inversiones extranjeras que puedan mirar solo eso. Pero se ha limitado también la desgravación de pérdidas o por inversión en I+D. ¿Por qué? Porque veíamos que de ellas se aprovechaban sobre todo las grandes firmas; muchas traían a Euskadi pérdidas generadas fuera. Si pensamos que lo importante es que pague más el que más tiene, hay que ser consecuentes. La fiscalidad será ahora más justa, sobre todo para las pymes. Se trata de conseguir recursos suficientes para la política social con una fiscalidad atractiva.

  • EUSKADI, NACIÓN VASCA, LA CONSTRUIMOS ENTRE TODOS CON EL TRABAJO COTIDIANO. José Manuel Bujanda: La hacemos más y mejor uniendo voluntades, integrando voces en torno a un proyecto común. Es la mejor manera. (…) Euskadi, colectivo de vascos, imperiosamente necesitada de normalizar definitivamente la convivencia política entre vascos dispares y que busca la definitiva construcción de un escenario compartido en su pluralidad. Para ello y como premisa prepolítica será inapelable la utilización exclusiva de procedimientos estrictamente democráticos. Y será incuestionable la lealtad recíproca en exigir respeto para los vascos que queremos ser sólo vascos y para los que quieren ser además también españoles. Avanzaremos respetando las reglas de juego vigentes antes de que ellas puedan ser cambiadas. Se tenderán manos y estrecharán sin amagos.

  • SE ACEPTARÁ CON NATURALIDAD QUE EL NACIONALISMO VASCO RESPONDE A LA LEGÍTIMA VOLUNTAD DE AMPLIAS CAPAS DE LA SOCIEDADJosé Manuel Bujanda: Los políticos vascos se centrarán con decisión y en toda su dimensión los problemas inherentes a la sociedad que nos ha tocado vivir: paro y vivienda, inmigración… y lograrán el triunfo de la política como instrumento para la resolución de las discrepancias políticas por severas que sean. Se reformará lo que haya que reformar si la sociedad vasca así lo pacta y decide. Seremos coherentes, lo que exigimos para nosotros lo aplicaremos en casa. Aplicaremos el pluralismo recíproco, y la legitimidad exigida a España demandando respeto a nuestra idiosincrasia plural cual vascos que somos en la piel de toro, se aplicará recíprocamente en una Euskadi que es de todos, porque todos somos Euskadi.

  • EN UN MARCO DE CONVIVENCIA LO RAZONABLE NO ES ACORDAR UNA VOTACIÓN SINO VOTAR UN ACUERDO. José Manuel Bujanda: Comparto con Daniel Innerarity la reflexión de que lo razonable a la hora de construir un marco de convivencia en una sociedad plural no es acordar una votación sino votar un acuerdo y que cuando en un mismo espacio conviven sentimientos de identificación nacional diferentes el problema no es el de quién se alzará finalmente con la mayoría sino cómo garantizar la convivencia, para lo cual el criterio mayoritario es de escasa utilidad, porque…¿por qué es más democrático votar, cuando negociar y acordar es una operación que permite integrar a muchas más personas en la voluntad popular?

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: