21 de abril, Aberri Eguna (por J. M. Bujanda en DV)

Aberri Eguna

Euzkotarren aberria Euzkadi da-Euzkadi es la patria de los vascos». El domingo 21 de abril se celebra el Aberri Eguna, el día de la Patria Vasca. Docenas de años nos contemplan de aquel primer Aberri Eguna cuya celebración tuvo lugar el 27 de marzo de 1932 tras la instauración de la II República.

Estimo que lo importante de los pueblos es lo que no han sido todavía, es decir, lo que quieren ser y no tanto, que también, lo que fueron los que le precedieron. Hoy, igual que ayer, el futuro de Euskadi lo va a determinar la voluntad de acertar en la selección de los objetivos que van a configurar en el futuro sus próximas etapas, El futuro de un pueblo no está implícito en su pasado ni se deduce directamente de él, como no está implícita ni se deduce una compleja obra de arte de sus primeras pinceladas. Euskadi no puede ser un fetiche ni abstracción. Euskadi nación, mi patria, no es patria etérea, es ciudadanía, hombres y mujeres concretos y tangibles. Somos vascas y vascos con nombre y apellido, con memoria histórica, símbolos, lengua y cultura, sentimiento de identidad e intereses económicos. Vascos y vascas que manejamos un patrimonio colectivo de formas mentales, imágenes, vivencias, prejuicios, mitos, símbolos, cultura, arte, lengua, hábitos, estereotipos, defectos y virtudes. Euskadi como nación y patria, Euskadi como instrumento para servir a las personas que estructuran una comunidad, que ni ha existido siempre, ni es previsible el tiempo que interesará que siga existiendo. Pero que mientras, como plebiscito cotidiano, quiere seguir poder siendo según la voluntad ciudadanía que conforma la sociedad. Euskadi es la patria de los vascos y es nación porque así es la voluntad de su ciudadanía vasca, y porque sus ciudadanos y ciudadanas manifiestan querer poder autogobernar su proyecto comunitario. Por ello existe Euskadi, ahí su ser. Por la voluntad. Se trata de conseguir una Euskadi, nación y patria de los vascos, con capacidad para la realización de un proyecto elaborado en beneficio de una sociedad en la que merezca la pena vivir.

Somos un pueblo pequeño, pero una realidad en el tablero internacional que ha pervivido a culturas mucho más poderosas y a civilizaciones que han dejado su huella como legado permanente en la historia. Hemos sabido no perder el pulso y tras siglos continuamos siendo, continuamos con la conciencia de querer seguir siendo en el futuro. Ciertamente ha resultado sinuoso el camino que hemos labrado para convertirnos en una realidad sociopolítica, compleja, plural, dinámica y cambiante hasta configurar la Euskadi de hoy. Y a pesar de los bruscos cambios soportados, a pesar de las difíciles circunstancias a las que ha tenido que enfrentarnos hemos mostrado reiteradamente nuestra voluntad de permanencia, y de preservar en medio de las dificultades nuestras señas de identidad, nuestros referentes histórico-culturales, el euskera y nuestro sentimiento de pertenencia a una comunidad histórica por encima de delimitaciones político-administrativas. EAJ/PNV nació como agrupación de aquellos vascos que, más allá de la no aceptación del despojo político e institucional practicado en el siglo XIX en nombre de la nación española, afirmaron el ser nacional del Pueblo Vasco y se unieron para la consecución de los derechos políticos inherentes a tal condición en igualdad de condiciones con otros pueblos y naciones y en un contexto de futuro que se situaba, cual visión de futuro, en el plural y variado continente europeo. Victor Hugo ya en 1853 manifestó con claridad su apuesta europea compartida, buscada, peleada e impulsada posteriormente por EAJ/PNV: «El continente será un único pueblo; las naciones vivirán su vida propia en medio de la vida común. Una moneda continental tomando como base todo el capital de Europa reemplazará las absurdas variedades monetarias de hoy, retratos de príncipes, símbolos de la miseria, diferencias que son otras tantas razones de empobrecimiento». Es ahí, en la Europa política donde veremos a una Euskadi libre y autogobernada, el ‘Zazpiak Bat’ de las siete tierras vascas de José Antonio Agirre, Irujo, Ajuriaguerra y otros muchos que conformaron una auténtica generación inolvidable de lealtad, honestidad y sacrificio.

Un recuerdo emocionado a nuestros mayores, a aquellos/as que en momentos humanos y políticos oscuros y difíciles apostaron sin titubear por la libertad, la democracia y el autogobierno de Euskadi. Imposible olvidarse de aquellos gudaris y milicianos leales con la legalidad republicana y que en su defensa virtieron sangre y vida. Agradecido y hondo homenaje a todas las personas que no se resignaron en la dictadura, que no se alquilaron ni realquilaron por nada ni por nadie y que, aún vencidos en el campo de batalla en una contienda desigual, perseveraron impertérritos en su dignidad vital sin perder nunca la esperanza de volver a respirar en democracia y ser ciudadanos libres en una Euskadi autogobernada. Bajo la alargada e imperecedera sombra de aquel primer Gobierno Vasco del primer lehendakari de Euskadi, José Antonio Agirre, y de los que le sucedieron, levanto mi copa, me uno y abrazo con todos los vascos y vascas repartidos a lo largo y ancho del mundo que creen, quieren y sienten que Euskadi es nación y patria de los vascos. Patria compartida y solidaria, justa e inclusiva, amiga y abierta. Katea ez da eten. Gora Euskadi Askatuta!

  1. 2019-04-15eko PRENTSA DOSSIERRA | Oñatiko EAJ PNV
  2. PRENTSA DOSSIERRA-DOSSIER DE PRENSA | El blog de Manu Legarreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: